¿De qué nos sirve tener una web muy pro a nivel de diseño, si el usuario se pierde en ella? La usabilidad web es un criterio que debería primar por encima de cualquier otro a la hora de diseñar una web.

A través de él logramos que cada visita entienda lo que ofrecemos, se sienta cómoda, interactúe con los diferentes elementos y, sobre todo, que realice una acción de conversión.

¿Te animas a saber más sobre este concepto? A continuación, te explicamos cómo medir la usabilidad de tu sitio web y de qué manera puedes mejorar este aspecto.

¿Qué es la usabilidad web? Haz este test y descubre si tu web es usable Clic para tuitear
Un diseño web sin usabilidad es como tener un coche sin saber conducir. Al final no es rentable.

Características de la usabilidad web

Para asentar las bases de este concepto, ¿qué tal si analizamos cuáles son las características de la usabilidad web? En primer lugar, cuando hablamos de usabilidad web nos referimos a la facilidad con la que un usuario puede navegar por un site.

Normalmente, cuando una persona entra en una página web lo hace porque está buscando algo. Y nuestra responsabilidad como webmasters es ponérselo fácil. Cuando eso ocurre, decimos que existe un buen diseño y usabilidad web. Dicho esto, las principales características de este concepto son:

  • Estructura lógica y coherente para que el usuario encuentre lo que busca, lo que nos ayuda a guiar a Google.
  • Baja o nula existencia de errores 404 para evitar que el usuario los encuentre en los resultados de búsqueda.
  • Un diseño web que disfrute de plena usabilidad en cualquier dispositivo.
  • Enlaces que funcionen y aterricen en las URLs de destino correctas.

Como veremos ahora, los criterios o principios de usabilidad de una página web son mucho más amplios. Estas características marcan la base de un buen diseño web. No obstante, gracias a ellas conseguimos disfrutar de beneficios como:

  • Mejores tasas de conversión. Ya sea para conseguir leads o ventas. Una web optimizada eleva esta métrica considerablemente.
  • Menor mantenimiento. Cuando la usabilidad web existe, se producen menos errores y esto requiere menos operaciones de mantenimiento.
  • Incremento de la productividad. El usuario que accede a este tipo de webs podrá encontrar fácilmente lo que busca y realizar un mayor número de acciones.
  • Fácil accesibilidad. Esto hace que sea atractiva para atraer a nuevos usuarios, pues no tendrán que aprender a usar la web, será muy intuitiva.
  • Posicionamiento SEO. Si la web es fácil de usar, el usuario pasará más tiempo en la web. Como consecuencia, la tasa de rebote se reducirá y  el posicionamiento SEO mejorará.

¿Cómo medir la usabilidad o saber si tu web es usable?

Una vez que hemos aclarado este concepto, cabe preguntarse si nuestro sitio web es usable o no. Pero… ¿de qué forma lo podemos comprobar?

Lo primero de todo es conocer los denominados criterios o principios de usabilidad web. Estos nos informarán sobre el mayor o menor grado de usabilidad y navegabilidad.

Posteriormente, lo ideal es utilizar algunas de las herramientas disponibles para medir de forma exhaustiva qué está pasando en el site y extraer conclusiones sobre su usabilidad.

Criterios o principios de la usabilidad web

Los criterios de usabilidad de una página web más utilizados son los que enumeró el autor Jakob Nielsen. Si has leído sobre este tema, seguro que lo conoces. Es uno de los autores más destacados en lo que se refiere a usabilidad. Según Nielsen, son:

  • Información. El usuario debe saber lo que está ocurriendo en el sitio web mientras navega.
  • Adaptación. La información que se aporte es fundamental que esté en un lenguaje entendible para todos.
  • Control y libertad. Es importante que en todo momento exista la opción de salir o volver atrás.
  • Estandarización. Una misma acción deberá significar lo mismo siempre.
  • Prevención de errores. Lo ideal es prevenir cualquier incidente al máximo.
  • Instrucciones sencillas. Todos los elementos de la web deben ser intuitivos para saber cómo interactuar.
  • Flexibilidad. La usabilidad y navegabilidad debe estar adaptada para usuarios nuevos y recurrentes.
  • Minimalismo. Es esencial priorizar la información relevante, omitiendo cualquier aporte secundario.
  • Fácil solución de errores. En caso de que aparezca un mensaje de error, este deberá ser fácil de interpretar.
  • Ayuda. Para una correcta usabilidad web se recomienda facilitar el acceso a cualquier tipo de ayuda.

Test de usabilidad para sitios web

A la hora de medir la usabilidad web, sin duda el mejor método es recurrir a los propios usuarios. Realizar un test con ellos te dará la información que necesitas para mejorar cualquier aspecto del site.

Sin embargo, también existen determinadas herramientas que arrojan datos importantes al respecto. Algunas son:

  • Hotjar. Es una de las más populares. Su funcionamiento se basa en grabar todo lo que hace el usuario mientras navega por el sitio. Facilita, por ejemplo, mapas de calor. Estos aportan información como sitios por donde el usuario pasa el puntero,  donde hizo clic, errores, cómo ha interaccionando…
  • Yandex. Este otro test de usabilidad para sitios web comparte funcionalidades con el anterior, pero destaca por el análisis de formularios. Informa sobre cuántas visitas interactuaron con ellos, cuántas los completaron y cuántas lo enviaron.
  • Mouseflow. De nuevo, esta herramienta muestra todo el recorrido que hacen los usuarios desde que entran a la web. Graba sus sesiones y desvela puntos de fricción que existen para poder corregirlos.

Diseño y usabilidad

¿Y qué puedes hacer si te has dado cuenta que tu web no es usable? Si has llevado a cabo los análisis correspondientes y has visto que tu site carece de esta peculiaridad, es momento de pensar en un rediseño.

Para ello, lo ideal es ponerse en manos de profesionales, como nuestro equipo de diseño web en Sevilla. Ya has comprobado que cualquier diseño no es apto para obtener rentabilidad de una web. Por muy bonito que sea, o por muy cuidado que esté su aspecto, incluso si es profesional, si carece de usabilidad, funcionará a medio gas.

Por esta razón, es fundamental buscar una agencia que no solo priorice la estética, sino también cada una de las características de la usabilidad web.

Ejemplos de sitios con una buena usabilidad web

Para acabar y para que entiendas realmente qué es la usabilidad web, queremos mostrarte cómo lo hace Platzi. Nada más entrar en esta web, disponemos de un acceso para alumnos y de la opción “Comenzar” para quienes no son alumnos. Por lo tanto, responde rápidamente a la necesidad de los dos tipos visitantes.

ejemplo usabilidad web platzi

Por otro lado, si hacemos scroll, vemos que ayuda al usuario a encontrar lo que busca mediante una segmentación rápida. Lo que hace es proporcionar 3 caminos posibles, en función de la situación del mismo; desarrollar nuevas habilidades, potenciar mis conocimientos, aprender un nuevo idioma.

ejemplo usabilidad web platzi

Y, por si fuera poco, más abajo, muestra todas las categorías de aprendizaje posible. Así ningún usuario quedará desorientado.

ejemplo usabilidad web platzi

Como ves, todo consiste en ponérselo fácil a cada una de las visitas que entren en tu web. Así lograrás que navegue por ella y que convierta de manera más fácil y efectiva. Esperamos que esta definición, herramientas, consejos y ejemplos te sirvan para optimizar tu site y obtener mejores resultados con él.

Recuerda, si necesitas rediseñar tu página, busca una agencia especializada. En Quantic podemos ayudarte. Priorizamos la usabilidad web y la integramos con un diseño de aspecto profesional.

Ponte en contacto con nosotros y te informamos sobre cómo podemos trabajar juntos.